Descripción del Ágata Morada

El Ágata Morada abre nuestros canales de percepción hacia el mundo astral, estimula nuestras capacidades mágicas, impulsa la inspiración y la creatividad, disipa los prejuicios y los miedos, purifica y recarga de energía nuestro hogar, nos otorga alegría, libertad y felicidad. Su energía te ayuda a sentirte enraizada, segura y en un lugar más dulce para florecer. La vida tiene que ver con el equilibrio y si te sientes debidamente apoyada, estás lista para dar el siguiente salto. Esta ágata es una gloriosa inversión para tu alma.

La energía del Ágata Morada te ayuda a sentirte enraizada, segura y en un sitio más dulce para florecer. La vida tiene que ver con el equilibrio y si te sientes debidamente apoyada, estás lista para dar el siguiente salto. Esta ágata es una gloriosa inversión para tu alma.

Feng Shui

Las Ágatas son increíbles cuando se utilizan en el Feng Shui. Ricas en propiedades curativas, que inundan de una brillante sensación de equilibrio y de fuerza que se siente instantáneamente al colocarlas en tu hogar.

Piedra Natal

El ágata es la piedra de los nacidos entre el 21 de mayo y el 21 de junio bajo el signo de Géminis. Tiendes a ser una criatura positiva, optimista y sociable, también tienes un lado indeciso e impulsivo en el que la energía del ágata te mantiene equilibrada, sientes una confianza más profunda al tomar decisiones correctas para encontrar tu verdadera voz.

Tu elemento es el aire y tu regente Mercurio. También a los nacidos entre el 23 de agosto y el 22 de septiembre bajo el signo de Virgo están conectados con las asombrosas cualidades curativas y armoniosas del ágata. Los virgo son pacientes y amables, pero pueden ser críticos y caer en patrones de pensamiento excesivo. El ágata equilibra ese comportamiento aportando equilibrio, armonía y un corazón más suave.

Elige tu Ágata Morada aquí



Chakra

Las ágatas tienen una gran influencia en la limpieza de tus chakras, todas trabajan para limpiar tu cuerpo de energía tóxica y negativa, te mantienen con una sensación de hermosa positividad.

Sanador Emocional

El Ágata es un regalo maravilloso que aumenta la confianza en ti misma. Si tienes dificultades para tomar decisiones te alienta a conectarte con tu propia intuición, con tu sentido del conocimiento y a mirar hacia adentro en busca de tus propias respuestas.

Las ágatas son cristales de fuerza y coraje, mejoran las funciones mentales, mantienen la mente aguda y el corazón despejado, te invitan a subir el dial de tus habilidades analíticas al examinar problemas.

Trata de brindarte bases firmes en tu realidad, que garanticen que tu pensamiento se mantenga en equilibrio. Estos rasgos son de gran ayuda, especialmente para darte una sensación de conexión con la tierra, que te hace dejar los traumas atrás porque te sientes protegida y segura al abrazar tu propia verdad.

Sanador Físico

El ágata te trae una oleada de energía física, que es perfecta para sacarte de esa depresión energética. Gracias a sus capacidades de fortalecimiento, impulsa a tu metabolismo, asegurando que cada centímetro de tu cuerpo esté funcione correctamente.

Si sufres de problemas estomacales y de digestión, es la energía indicada para su buen funcionamiento. También es conocida por fortalecer los vasos sanguíneos y reducir los problemas de sueño, te mantiene descansada y tranquila.

Elige tu Ágata Morada aquí

 

Poderes del Ágata Morada

Elegir llevar una joya como el Ágata al cuello, brinda poder y equilibrio a tu cuerpo, mente y alma. Es la mejor manera de aceptar ese exceso de cualidades curativas, ya que cuando se presiona directamente sobre la piel, el ágata trabaja con sus vibraciones naturales y se sintoniza con tu propia energía.

¿Cómo limpias tu Ágata Morada?

Para cargar tu ágata, puedes colocarla a la luz de la luna o la luz del sol, esas diferentes energías las cargan fuertes vibraciones purificadoras.

Si la plata cambia su tonalidad a obscuro por el uso, puedes frotar el hilo de plata con una goma de borrar de pan, después quitar los residuos con un cepillo de cerdas finas. También puedes cepillar delicadamente la plata con agua tibia y jabón de polvo, enjuaga con agua de la llave y seca con cuidado. ¡Quedará reluciente de nuevo!