Labradorita

 

Descripción 

Tu Labradorita al igual que la aurora boreal que ilumina en invierno el cielo del norte, posee belleza, misticismo y grandes poderes curativos. Su energía y poder te enseñan cómo llevar en equilibrio la energía vital a todas las áreas de tu alma, cuerpo y mente. Transmite coraje y misticismo, que te conecta con tu propia magia.  Su vibración tiene un amplio nivel de protección contra la negatividad. Despierta tus habilidades místicas y poderes psíquicos. Una piedra que atrae cambios asombrosos a tu vida y sanación.  Los recuerdos escondidos que te dañan necesitan ser reconocidos en la luz, para aprender de ellos, confía en tu fuerza e intuición para sacar lo mejor que llevas dentro de ti.

Su Origen

La labradorita es un mineral del grupo de los silicatos de entre los que destaca por su colorida iridiscencia, llamada labradorescencia. Sus brillos van desde el azul al violeta, a veces contienen verdes, amarillos y naranjas. Las más raras muestran todos los colores del arcoíris simultáneamente. Se les encuentra en Finlandia, Madagascar, Australia, México, Noruega, Rusia y Estados Unidos. Se compone por delgadas capas de diferentes minerales; a medida que la luz viaja por estas capas, descompone la luz blanca en todos los colores del arcoíris, que rebotan, son desviados, absorbidos y se muestran. La labradorita se encuentra en dos estilos diferentes, la piedra preciosa opaca-translúcida con un fondo oscuro y un juego de colores al frente. Al valorar este tipo de piedra lo primero a tomar en cuenta son los colores iridiscentes vívidos y brillantes como los que ves en las plumas de un pavo real, son muy valiosos. Las labradoritas con tonos rojos, naranjas y dorados son más raras y costosas. Si tienes la oportunidad de encontrar un ejemplar que exhiba todos los colores del arcoíris, tendrás en tus manos una piedra mágica y especial. 

Feng Shui

En cualquier espacio que pongas tu Obsidiana Dorada, se activa esa área; su energía invita a la paz, serenidad y libertad creativa.  Para los escritores es excelente, un estallido divino de inspiración. En tu área de trabajo, sentirás mayor claridad al comunicarte e interactuar con las personas.   

Piedra Natal

La labradorita es la piedra de los nacidos entre el 19 de febrero y el 23 de marzo bajo el signo de Piscis; es la época en que la Aurora Boreal realiza su danza hipnótica. Los piscis tienen una personalidad mística, se adentran en sus sentimientos y necesitan del equilibrio para no perderse.  También son enfáticos, impresionables, románticos y se aferran a sus recuerdos, una Labradorita los estimula para que aprendan a dejar ir las cosas que ya no los benefician. Este mineral de libre flujo también los arraiga a la tierra. También se asocia a las personas del signo Leo y Libra.             

Como Amuleto

Esta piedra se asocia con el chamanismo, el misticismo y la magia. Los curanderos recurren a ella por su aura celestial para descubrir los diferentes estados de conciencia. Una Labradorita es especial para quien quiera abrazar los misterios del universo, mientras le dan sentido a su propio espacio.

Chakras

Tu Labradorita conecta con la energía del chakra de la garganta (tu comunicación) y con el chakra del tercer ojo (conexión con el mundo espiritual), esta piedra te mantiene en equilibrio. Si tu chakra de la garganta se encuentra bloqueado, no te sientes escuchada, tus relaciones son tensas y te falta confianza para decir o pedir lo que necesitas. Cuando ambos chakras se alinean, te mueves con mayor seguridad y consciencia, comunicas con claridad lo que necesitas y te fortaleces. Dejas atrás falsas creencias y te apoyas en nuevas experiencias alineadas con tu verdadero propósito de vida. Durante mucho tiempo ha sido una herramienta a la que los sanadores recurren por su aura celestial y su capacidad para acceder a diferentes estados de conciencia.   

Labradorita      

Comprar ahora 

Sanador Espiritual

La labradorita se considera una piedra espiritual, especialmente útil para las personas que trabajan en exceso. Te ayuda a recuperar tu energía física y espiritual. Se considera muy poderosa, genera un escudo protector para el aura contra las bajas frecuencias en general, también modera la negatividad dentro de ti misma. Por sus colores cambiantes, se reconoce como una piedra de transformación, que mejora la fuerza de voluntad y el valor interior.

Sanador Físico

Se considera un cristal místico para apoyarte cuando se trata de curación física. Es excelente para el sistema respiratorio, fomenta la salud y un bienestar completo. Cualquier tipo de tensión desaparece. Regula y mantiene el metabolismo funcionando correctamente. Si sufres de síndrome premenstrual, este cristal reduce el dolor. También se utiliza en reumatismo y gota. 

Sanador Emocional

Se conoce como la piedra de la Transformación y la piedra del Valor. Estimula la claridad mental, te mantiene en equilibrio y por ende, tomas decisiones correctas. Meditar con una Labradorita, calma tu mente inquieta y evita que el pensamiento vaya de un lado a otro. Si sientes que estás estancada y necesitas hacer volar tu imaginación, sus remolinos cósmicos disparan tu energía artística. Revitaliza tu espíritu y te mantiene en marcha, lejos del agobio de los acontecimientos a tu alrededor o personales. Si estás en algún mal momento de tu vida, te estabiliza e impulsa a un cambio de pensamiento, con una buena conexión a la tierra. 

Emprendimiento

Equilibra y da un enfoque fino a tu temperamento artístico. 

¿Cómo limpias tu Labradorita?

Es importante mantener tu Labradorita limpia y clara para que pueda irradiar un alto nivel de energía. Ponla bajo el chorro de agua de la llave por unos minutos, seca con suavidad con un paño. No la remojes en agua de sal porque perderá su brillo. Puedes dejarla a la luz de la luna que es una fuente de energía sublime. Guárdala en un paño suave para evitar arañazos en la superficie causados ​​por materiales más duros.

Si la plata cambia su tonalidad a oscuro por el uso, frota el hilo de plata con una goma de borrar de pan, después quitar los residuos con un cepillo de cerdas finas. También puedes cepillar la plata delicadamente con agua tibia y jabón de polvo, enjuaga con agua de la llave y seca con cuidado. Quedará reluciente de nuevo!

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados