Jade

Descripción del Jade

El Jade es uno de los cristales curativos más famosos, conocido por atraer buena fortuna a todas las personas que lo utilizan. El mundo piensa que el jade es sinónimo de medicina y curación china, las raíces de esta piedra van más allá de los confines de un continente. El jade ha existido durante miles y miles de años y su impacto en la humanidad se encuentra esparcido por todo el mundo. Para las culturas antiguas el Jade era una Piedra del Sueño, conocida por su magia metafísica y utilizada como herramienta en la curación emocional, el trabajo con los sueños y la conexión con los reinos superiores. 

Feng Shui

Si colocas un dije de Jade en tu casa o en tu centro de trabajo, limpia instantáneamente el medio ambiente, se respira armonía y equilibrio. Tener un Jade contra tu piel cuando estés en tu oficina, atrae abundancia y prosperidad,  te asegura fluidez en tu comunicación y creatividad, además de protegerte de vibraciones negativas.

Piedra Natal

El Jade difunde alegría, se utiliza para varios signos de estrella en lugar de atarse a uno solo. Tauro, Géminis, Libra y Aries, son los signos que adoran su toque refrescante, la naturaleza segura de sí mismos y la capacidad de arraigar y hacer crecer su corazón. Para los signos de Tauro que dudan de su propia mente, fortalece la fe en sí mismo. Para Géminis, los alinea con las personas y experiencias, abriendo su corazón para recibir abundancia.

Como Amuleto

El Jade es un amuleto para la buena fortuna, un talismán para dar la bienvenida a la abundancia y una piedra de paz y bienestar sublime. Llevarlo como amuleto te mantiene conectada con la energía de la suerte. No hay barreras que se interpongan en tu camino.

Elige tu Jade aquí

 

El Jade y los Chakras

Si estás lista para eliminar la energía negativa y ponerte en armonía con el resto del mundo, adorarás esos estados de ánimo suaves y brillantes que atrae consigo el Jade. El chakra del corazón es donde se encuentra nuestra confianza, amor y compasión. El corazón va más allá del amor romántico, conectándonos con la forma en que tratamos con el mundo y con las personas. Este chakra te ayuda a trazar hermosas amistades, curar lazos familiares y a reconectar con tu amor propio.

Sanador Emocional

El Jade es muy intuitivo cuando se trata de lidiar con el bienestar mental y emocional. Hace de lado los patrones de pensamiento negativos, brinda el coraje y sabiduría para conseguir ser autosuficiente y orgullosa de moverte por el mundo con una maravillosa sensación de confianza y mantener el alma nutrida. El jade está intrínsecamente vinculado a las ideas de pureza, esto no significa vivir sin un lado oscuro, sino tener la mente despejada y el corazón tranquilo para abrazar cada ángulo de ti mismo. El Jade quiere inundarte de amor propio y llevarte a patrones familiares de aceptación, que seguramente se mantendrán.

Sanador Físico

El jade es una piedra limpiadora poderosa y muy potente, que ayuda directamente a los órganos a curarse de las toxinas. Sana los riñones, la vejiga, el bazo y equilibra los sistemas de fluidos del cuerpo. El Jade también es popular  para combatir infecciones. Su toque refrescante ayuda a bajar la fiebre y se utiliza para alentar al cuerpo a curarse a sí mismo de manera efectiva. Si se enfrentan problemas sexuales, el Jade funciona como un estimulante de la libido.

Elige tu Jade aquí

 

Poderes del Jade

Como uno de los cristales curativos y amuletos más antiguos celebrados por atraer suerte, el jade es una piedra amorosa y nutritiva que te alivia instantáneamente, dejas de lado las viejas ideas a las que te has aferrado. Es una piedra que no te exige, te da todo el amor y el coraje que necesitas para elevar tu propia vibración en provecho de tus sueños y dar la bienvenida a todas las cosas maravillosas que quieren llegar a ti.

¿Cómo limpias tu Jade?

El Jade no se carga de vibraciones negativas, su cuidado reside en tratarlo con amor y en la energía intencional, medita con él y cárgalo con tu intención para darle un nuevo estallido de energía. Puedes enjuagarlo con agua corriente de la llave o solo pasar un paño húmedo para retener su brillo.

Si la plata cambia su tonalidad a obscuro por el uso, puedes frotar el hilo de plata con una goma de borrar de pan, después quitar los residuos con un cepillo de cerdas finas. También puedes cepillar delicadamente la plata con agua tibia y jabón de polvo, enjuaga con agua de la llave y seca con cuidado. Quedará reluciente de nuevo!

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados